• El RCEA entrega los Collerones de Bronce en la Cena de Gala de la XXXIV Exhibición de Enganches

    por  • 4 mayo, 2019 • NOTICIAS

    El acto ha estado presidido por la Madrina de Honor de esta edición, Victoria Federica de Marichalar y Borbón, en el que ha sido su primer acto oficial

    El Museo de Carruajes de Sevilla ha vuelto a ser el escenario escogido para la celebración de la tradicional cena de gala que antecede a la Exhibición de Enganches, acto que se ha convertido ya en una cita ineludible de la sociedad sevillana, punto de encuentro de numerosas personalidades del sector del caballo y el enganche, así como del ámbito social y empresarial sevillano e internacional.

    La protagonista de la jornada ha sido la Madrina de Honor de esta edición, Victoria Federica de Marichalar y Borbón, la madrina más joven de la historia de la Exhibición, en lo que ha sido su primer acto oficial. Durante su discurso, ha querido agradecer al RCEA el cariñoso ofrecimiento para ser la madrina, “estoy muy ilusionada por ello y por estar en esta maravillosa ciudad de Sevilla, tan ligada a mi familia y a mis padres. Es para mí un orgullo formar parte de una institución cuyo presidente de honor es mi abuelo, Juan Carlos, espero estar a su altura, sabe que será siempre un ejemplo de vida para mí, por su dedicación y su trabajo y amor por España a lo largo de toda una vida”.

    De igual forma, han acudido a la cena de gala el embajador de Panamá en España, Milton Cohen-Henríquez Sasso; S.A.R. Francisco de Prusia; S.A.R. Miguel de Braganza, Duque de Viseu y Sra.; el conde José Miguel Zamoysku Borbón; el alcalde de Sevilla, Juan Espadas Cejas; el presidente de Caja Rural, José Luis García Palacios Álvarez; el presidente de la Cámara de Comercio, Francisco Herrero; el presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido; el presidente del RCEA, Jesús Contreras, así como representantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, entre otras personalidades.

    Como todos los años, al finalizar la cena se ha hecho entrega de los premios Collerones de Bronce, que el Real Club de Enganches otorga anualmente a personalidades relacionadas con el Club y vinculadas de alguna forma con el mundo del enganche.

    En esta edición, dichos premios han recaído en el General de Brigada de la Guardia Civil, jefe de la 4ª zona, Manuel Contreras Santiago (Martos -Jaén- 1957). Contreras ha querido destacar el reconocimiento y apoyo mutuo entre ambas instituciones, Guardia Civil y RCEA, y el cariño que siempre reciben de Sevilla. Al mismo tiempo, ha señalado las importantes connotaciones que tiene para él este premio, pues “se me da en un lugar amigo, como el Real Club de Enganches, en un año donde la Guardia Civil cumple 175 años y en compañía de gente que quiero y admiro”. Contreras quiso compartir este premio con los más de 15.000 hombres y mujeres de la Guardia Civil que desempeñan diariamente su trabajo “para que los españoles seamos más libres, más seguros y más felices”.

    Otro de los premiados con la distinción ha sido Juan Ramón Guillén (La Roda de Andalucía -Sevilla- 1935), empresario, presidente de Acesur, grupo líder en el sector del aceite de oliva presente hoy día en más de 110 países en todo el mundo. Durante su intervención ha agradecido enormemente este premio, reconociendo su pasión por el mundo del caballo y del enganche y su estrecha vinculación con el Club.

    Por último, ha recogido el galardón Pilar Álvarez Busto, viuda de José Luis García Palacios, el que fuera presidente de Caja Rural del Sur, gran aficionado al Enganche y colaborador del Club. Durante su intervención, y tras un largo aplauso de los presentes, afirmó sentirse emocionada por el cariño que siempre se le ha mostrado desde el RCEA, señalando que el gran honor que es para ella recibir este premio.

    El embajador de Panamá, país invitado en esta edición de la Exhibición, Milton Cohen-Henríquez Sasso, recibió por parte del presidente del RCEA, Jesús Contreras, la insignia de plata del Club y quiso destacar el hermanamiento entre Sevilla y la ciudad de Portobello, donde en la época del descubrimiento se reunían los barcos que una vez cargados con la plata y el oro del Nuevo Mundo emprendían el viaje de regreso a España, viaje que finalizaba en la Torre del Oro de Sevilla.

    El alcalde, Juan Espadas, cerró el acto señalando lo especial de esta cena de gala, que se ha convertido de alguna forma en el preludio de la feria, destacando dos de los efectos positivos del ajuste de los días de feria, “que el domingo sea el primer día de feria, sea fiesta y además que el Real Club de Enganches de Andalucía brille como ninguno en la Real Maestranza con su Exhibición”

    De igual forma, quiso destacar la función fundamental del Club de mantener y conservar las tradiciones de esta ciudad y hacerlo desde el punto de vista de la promoción internacional de la ciudad y del turismo ligado a algo tan nuestro y único como es el coche de caballos recordando  que este año va a ser especial la feria porque el RCEA va a lucir la decisión del Ayuntamiento y de su corporación municipal en pleno de otorgarle la Medalla de Oro de la Ciudad de Sevilla, “una candidatura enormemente bien avalada por multitud de instituciones y personalidades de esta ciudad”.

    About